30 de juny, 2007

Hedeso, Valle de Tobalina

Dedicat al visitant d'aquestes contrades que aprecia aquest bloc

El Valle de Tobalina es un municipio situado en la provincia de Burgos (Castilla y León, España) en la comarca de Merindades. Dista a 86 km de Burgos.



El municipio tiene una extensión de 169 km² y está a 568 m de altitud. El Valle de Tobalina esta compuesto por 37 pueblos (hoy tres de ellos despoblados), cuya capital es Quintana Martín Galíndez, con una población total de 1048 habitantes (INE 2001). Estos son los núcleos del valle:
  • * Barcina del Barco
  • * Bascuñuelos
  • * Cormenzana
  • * Cuezva
  • * Gabanes
  • * Garoña
  • * Herrán
  • * Hedeso
  • * Imaña (*)
  • * Leciñana
  • * Lomana
  • * Lozares de Tobalina
  • * Mijaralengua
  • * Montejo de Cebas
  • * Montejo de San Miguel
  • * Orbañanos
  • * La Orden
  • * Pangusión
  • * Pajares
  • * Parayuelo
  • * Pedrosa de Tobalina
  • * Plágaro (*)
  • * La Prada
  • * Quintana María
  • * Quintana Martín Galíndez
  • * Promediano
  • * Ranedo
  • * Revilla de Herrán
  • * Rufrancos
  • * San Martín de Don
  • * Santa Mª de Garoña
  • * Santocildes
  • * Tobalinilla
  • * Valujera
  • * Las Viadas
  • * Villaescusa
  • * Villanueva del Grillo (*)

(*) Núcleos despoblados.

Geografía

El Valle de Tobalina está situado en el extremo nororiental de la provincia de Burgos. Limita al sur con La Bureba, al oeste con la Merindad Cuesta Urria y por el este con tierras de Miranda. Los valles alaveses de Valderejo y Valdegovía comparten al norte con él la sierra de la Arcena. El vall ocupa una franja triangular de las montañas de Burgos, que se ensancha de este a oeste, y que comprende el espacio transversal dejado por la sierra de la Arcena y la Llana-Obarenes. El llamado antiguamente fondón de Tobalina se encuentra atenazado por la unión de ambas cordilleras en el desfiladero de Sobrón. En el extremo opuesto del Valle los límites son también naturales, aunque menos marcados. Este valle es atravesado por el rio Ebro.

Historia


La existencia de restos prehistóricos en el Valle es prácticamente desconocida. Corresponderían a esta época numerosas cuevas en el desfiladero del río Purón las cuales ofrecen unas condiciones de habitabilidad muy favorables, pero en las que todavía no se ha detectado ningún tipo de evidencia arqueológica significativa. Por otra parte, se señala la posible existencia de un poblado de la Edad del Hierro en el término de Santa María de Garoña.

La romanización del Valle tiene su mejor exponente en el camino romano que partía de la vía 27 a la altura de Briviesca en dirección a Frías, y seguía por Herrán hacia Losa.

Durante el siglo VIII el valle fue invadido por los musulmanes, en la primera mitad del siglo IX, ya aparecen los primeros intentos de ocupación de las tierras situadas al S de la Sierra Salvada. Al nacimiento de Valpuesta, que se repuebla a principios del siglo IX, seguiría seguramente también Tobalina. La primera referencia documental clara que indica la repoblación de este territorio, la encontramos en el año 852

A partir del reinado de Alfonso VIII, el proceso repoblador se consolida con la formación de importantes monasterios que absorben a los pequeños cenobios familiares de la primera época.

En este marco geográfico, el poder social y económico, al amparo de los monarcas, es ejercido por los linajes nobiliarios. Su poder, aunque tiene una amplia base patrimonial, se genera a partir de los derechos que tienen sobre numerosas aldeas, provenientes de cesiones de los reyes y de la presión ejercida sobre las comunidades y la pequeña nobleza. En los siglos XI al XIII los representantes de este grupo eran los condes, mientras que a mediados del XIV se había consolidado un grupo de familias como Villalobos, Manrique, Salazar y sobre todo Velasco.

Con el posterior paso a la Modernidad, el Valle de Tobalina se vio plenamente inmerso en el devenir histórico general de Castilla. La rebelión Comunera se manifiesta íntegramente, al igual que en el resto de Las Merindades En el siglo XVIII, con el ascenso de los Borbones y la reorganización administrativa, Tobalina adquiere su independencia jurídica.

El siglo XIX marcó profundamente al Valle. Durante la guerra de Independencia los ejércitos de Napoleón utilizaron las rutas de Trespaderne para alejarse de los encuentros guerrilleros producidos en el paso de Pancorbo. A continuación se verá inmerso el valle en las Guerras Carlistas

El devenir histórico del último siglo presenta al Valle de Tobalina como escenario de la contienda de la Guerra Civil. Su situación intermedia entre ambos bandos le presenta como horizonte de las batallas llevadas a cabo en la sierra de la Arcena.

La despoblación de todo el Valle durante los años 60-70 del siglo pasado nos manifiestan una realidad en proceso de profundo declive, con el consiguiente abandono de los pueblos a favor de la reactivación únicamente de su capital.

Arte y naturaleza


* Embalse del Sobrón (Túneles)
* Monasterios y tumbas altomedievales
* Templos, iglesias parroquiales y ermitas
* Torre de los Salazar
* Parque Natural de Sierra Arcena y Montes Obarenes

Font Viquipèdia

Publica un comentari a l'entrada